Celebración de Navidad en colegio Santa Eufrasia de Concepción: La encarnación en nuestras vidas

Concepción/Chile

GRATITUD_CONCE_1.png

La comunidad del colegio Santa Eufrasia de Concepción vivió una jornada de gratitud por el paso del Dios encarnado en cada una de sus vidas, lugares habitados por lo pequeño de Dios y por las relaciones que les han ayudado a formar una humanidad al modelo del Buen Pastor.

Con motivo de tener una celebración de Navidad desde un espacio de gratitud, el Centro de Espiritualidad de la Provincia animó un encuentro donde la comunidad tuvo la oportunidad de detenerse dentro de las labores diarias para agradecer al Dios de la vida por su paso, en cada una de las labores cotidianas.

El encuentro guiado por Hna. Francisca, directora del Centro de Espiritualidad que, con reflexiones personales y revisión de actividades vividas durante el año, tuvieron la oportunidad de enfocarse en los detalles de la presencia de Dios que con el día a día puede pasar desapercibido.

Agradecer por salud, por las celebraciones familiares, por los tiempos de descanso, por los logros a nivel profesional, por el re-encuentro con los estudiantes, con los colegas, etc. Compartir y emocionarse por la presencia de Dios a pesar del cansancio de fin de año, a pesar de las dificultades que trajo la pandemia. Esto fue lo que vivió la comunidad educativa.

Con respecto la actividad realizada, la Coordinadora de Pastoral, Karina Herrera, comentó “Hoy, miércoles 22 de diciembre del 2021 tuvimos la última instancia de encuentro virtual de pastoral con la comunidad educativa del Colegio Santa Eufrasia de Concepción. Un encuentro especial, de acción de gracias. Este momento nos sirvió para evaluar de forma significativa nuestro año en varios ámbitos de nuestra vida. Es muy gratificante darnos cuenta todo lo que logramos durante este año como profesionales y como personas. Un año bastante difícil, con situaciones personales y familiares complejas. En el ámbito profesional fue un año desafiante y reflexionando en este encuentro nos sentimos muy agradecidos de Dios por todas las experiencias vividas. De forma personal y como integrante de esta Comunidad, agradezco a la hermana Francisca y a Alejandra por permitirnos vivir estos 10 hermosos encuentros que nos sirvieron para compartir y conocer desde otra perspectiva a los demás integrantes de este colegio e impregnarnos de la visión y misión de la Congregación desde la valiosa etapa de Normoutier.”

 

Por. Equipo Centro de Espiritualidad


Imprimir