Fundación Madre Josefa en Talca nos comparte importantes actividades

Talca/Chile

 

 1 migrantes protagonistas

Migrantes: protagonistas en tiempos de pandemia.

Frente a la difícil y dramática realidad que vive nuestra sociedad con la pandemia del Covid-19, nuestra Fundación Madre Josefa sigue acompañando y apoyando a nuestros hermanos migrantes compartiendo con ellos cajas de alimentos y elementos de aseo y abrigo.

Todo esto es posible gracias al “Proyecto de fraternidad diocesano de cuaresma”, cuyo lema es “Tu aporte y la nuestra esperanza de todos”. Durante este periodo de tres años, los aportes están orientados a mejorar las condiciones de vida de migrantes y promover su participación e incidencia en instancias que contribuyan a vivir con dignidad.

Cuarenta familias serán beneficiadas con dicho proyecto durante tres meses

 

Taller de espiritualidad

El equipo de psicólogas de nuestra fundación que acompañan a las mamás de la casa de acogida Bon-Akey, se reunieron vía videoconferencia para reflexionar y conocer con mayor profundidad la espiritualidad y valores que de nuestra Fundación Madre Josefa, con el objetivo de empoderarlas en su proceso de formación y desarrollo personal.

Entre los elementos centrales del carisma que se dialogaron fueron la “ternura y misericordia de Dios” y el “carisma con rostro de mujer”.

Cada una de ellas tiene un grupo de mamás tanto internas como externas cuyo acompañamiento personalizado.

 

Confección de mascarillas

Durante los primeros quince días de junio, se habilitó una sala de costuras donde las mamás de la casa de acogida se han comprometido con la confección de mascarillas con una meta de 500 unidades, para luego ser distribuidas en los Centros de Atención al Migrantes de la Fundación en las ciudades de Iquique, Serena, Santiago, Talca y Temuco. Este proyecto se realizó gracias a los recursos obtenidos provenientes de Adveniat.

 

 

Bendición de la sala de recreación de la Casa de Acogida Bon-Key.

“Dejad que los niños vengan a m” Mt.19, 14

Con la presencia del Padre Luis Alarcón se dio inicio a la bendición de este lugar de esparcimiento infantil, llevándose acabo cuando celebramos el “II Aniversario de la casa de Acogida Bon-Akey”.

Esta actividad se llevó a cabo el sábado 04 de julio, día de Santa Eliana, que significa “Dios provee”. Hacen dos años con plena confianza en la Divina Providencia se puso en marcha este proyecto de amor y misericordia, atendiendo a la mujer en sus diferentes facetas.

Hoy con mucha alegría y gratitud al Señor de la Vida, celebramos este segundo año de acogida y defensa por la vida de nuestros niñas y niños de mamás migrantes.                                                   

Marbellís Chourio que pertenece a esta casa, con grandes dotes artísticos, presentó un proyecto para crear un espacio especialmente para niños entre 0 y 5 años. Este ambiente debe ser diseñado para que los pequeños puedan ser constructores, artistas, exploradores y puedan realizar también actividades lúdicas que estimulen sus habilidades motrices y cognitivas, dando lugar para la creatividad.

Este proyecto se realizó gracias a la colaboración y donación de nuestros hermanos de la Inmaculada, el equipo central de la fundación. Se utilizaron materiales reciclables para confección de las rejas con las maderas de las cunas, cajas de cartón y otros.

 

Por. Hna. María Jesús Rodríguez.


Imprimir