“Pues sabemos que la creación entera aún gime y sufre dolores de parto hasta ahora” Romanos 8:22

     A partir de la década de 1970, los científicos empezaron a darse cuenta de que muchas de sus acciones producían un gran impacto sobre la naturaleza, por lo que algunos especialistas señalaron la evidente pérdida de la biodiversidad y elaboraron teorías para explicar la vulnerabilidad de los sistemas naturales (Boullón, 2006:20).

 

Desarrollo "sostenible" o "sustentable" o "perdurable" consiste en satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades (Comisión del Desarrollo y Medio Ambiente citado en Ramírez et al. 2004: 55) Comisión Brundtland: Nuestro Futuro Común.

El concepto de desarrollo sostenible refleja una creciente conciencia acerca de la contradicción que puede darse entre desarrollo, primariamente entendido como crecimiento económico y mejoramiento del nivel material de vida, y las condiciones ecológicas y sociales para que ese desarrollo pueda perdurar en el tiempo. Esta conciencia de los costos humanos, naturales y medioambientales del desarrollo y el progreso ha venido a modificar la actitud de despreocupación o justificación que al respecto imperó durante mucho tiempo. La idea de un crecimiento económico sin límites y en pos del cual todo podía sacrificarse vino a ser reemplazada por una conciencia de esos límites y de la importancia de crear condiciones de largo plazo que hagan posible un bienestar para las actuales generaciones que no se haga al precio de una amenaza o deterioro de las condiciones de vida futuras de la humanidad.

La puesta en práctica del desarrollo sostenible tiene como fundamento ciertos valores y principios éticos. La Carta de la Tierra presenta los valores y principios relacionados a la sostenibilidad. Este documento, el cual es una declaración de la ética global para un mundo sostenible.

Los Gobiernos nacionales necesitan medir la oportunidad, implementar sus planes de acción y cumplirlos, algo que hasta la actualidad no se ha logrado conseguir. Es imprescindible que haya un firme compromiso por parte de los gobiernos nacionales: Asegurar el compromiso político renovado para el desarrollo sostenible (Objetivo 1 Conferencia Rio+20).

Nos unimos a esta preocupación especialmente cuando vemos, como nuestros líderes gubernamentales en América Latina, conceden permisos de explotación minera, otorgan las fuentes de agua a empresas comerciales en detrimento de la necesidad de la población, se valen de la pobreza y de la falta de conocimiento en materia de derechos de las comunidades, especialmente las comunidades indígenas. Estas compañías mineras se favorecen de la debilidad de un marco jurídico de protección al medio ambiente en países de la región. En América Latina, encontramos proyectos de Minería de Cielo Abierto o A tajo Abierto en: Argentina (25), Bolivia (6), Brasil (21), Chile (25), Colombia (16), Costa Rica (3), Ecuador (5), El Salvador (2), Guatemala (4), Honduras (3), México (15), Nicaragua (3), Panamá (5), Perú (27), Rep. Dominicana (3), Trinidad y Tobago (1), Uruguay (1)3, provocando graves daños a la salud de las personas que viven cerca y expuestas a los desechos de materiales contaminados por Cianuro. Poblaciones que ya no obtienen agua para su uso y ríos contaminados. Los conflictos se han agudizado cada vez más y lo más lamentable es que los gobiernos están criminalizando a las personas y las organizaciones que están denunciando los daños irreparables a la salud de las personas y al medio ambiente y están militarizando las zonas mineras como medida de protección a esas compañías.

Oración de intercesión

Oh Señor, concédenos la gracia de profundizar en nuestro

respeto y cuidado de tu Creación.

Oh Señor, ayúdanos a reconocer la santidad de todas tus

criaturas como señales de tu maravilloso amor.

Oh Señor, ayúdanos a apartarnos del consumo egoísta de

recursos que son para todos, y a ver los impactos de nuestras

elecciones sobre los pobres y vulnerables.

Oh Señor, enciende nuestra imaginación para que podamos

encontrar nuevas maneras de vivir en armonía con la creación

y nuevas tecnologías para revertir el daño que hemos hecho a

tu Creación.

 


Imprimir